miércoles, 4 de enero de 2017

Roscón de reyes sin lácteos y sin huevo {receta vegana}

 Vaya horas para aparecer con una receta de roscón ¿a qué sí? Quería publicarla hace días pero me ha sido completamente imposible que esto de la navidad consumista con sus comilonas y compras quita mucho tiempo. Ya en serio, me apetecía experimentar con un roscón diferente al clásico que publiqué el primer año del blog y tras algunas averiguaciones, mezcla de varias recetas diferentes de la red con algunos cambios en cantidades de ingredientes he dado con un roscón libre de lácteos, huevos y demás productos de origen animal que merece la pena elaborar.
Y sí, a pesar de ser una receta vegana, está muy rico señores. Queda bastante esponjoso, con su saborcillo a día de reyes, su aroma a azahar y todo lo que acompaña al clásico roscón...

La receta, la he adaptado de varias de otras páginas, incluída la clásica de Velocidad cuchara y la de un blog llamado In my Vegan Kitchen
Puedes usar la leche vegetal que más te guste. Mi favorita para hacer repostería es la de almedras y esa fue la que utilicé. Esta vez he decidido rellenarlo con una ganache sencilla, sin más florituras. Y para decorarlo, pues lo que más te guste; fruta escarchada, azúcar perlado o humedecido en agua...

Receta de roscón de reyes vegano

Ingredientes para un roscón de 1 kg

Para el prefermento :

  • 135 g de harina de fuerza
  • 140 g de leche de almendras
  • 18 gr de levadura fresca de panadería

Para el roscón

  • 100 g de azúcar blanca
  • Ralladura de 1 naranjas
  • Ralladura de 1 limón
  • Piel de 1 limón
  • Piel de 1 naranja
  • 1 palo de canela
  • 5-6 semillas de cardamomo
  • 60 g de leche de almendras
  • 65 g de margarina a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (yo usé de coco)
  • 30 gr de aroma de azahar
  • 35 g de maizena
  • 300 g de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal

Para decorar

  • Almendras laminadas, almedra molida, azúcar perlado

Para la ganache

  • 250 g de nata vegetal (soja o coco)
  • 250 g de chocolate negro

Preparación:

  1. Preparamos el prefermento o masa madre disolviendo la levadura fresca en la leche. Añadimos la harina y mezclamos. Dejamos reposar en un bol durante tres horas fuera de la nevera o hasta el día siguiente, en la nevera, tapada con papel film.
  2. Mezclamos el azúcar con la ralladura de la naranja y el limón con los dedos para que el azúcar de impregne del aroma a cítricos. Reservamos.
  3. Calentamos la leche con el palo de canela, semillas de cardamomo y la piel de 1 naranja y 1 limón. Cuando comience a hervir, retiramos del fuego y colamos. Reservamos hasta que temple.
  4. Para la masa tendremos que poner el azúcar aromatizado, la leche infusionada, el prefermento y el resto de ingredientes de la masa en el bol de la batidora. Mezclamos bien con unas varillas y luego, con el accesorio gancho amasador, amasamos unos 3-4 minutos hasta que obtengamos una masa homogénea. Si tenemos Thermomix podemos usarla para mezclar (programamos 30 segundos, velocidad 6) y para amasar (3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga)
  5. Con la masa resultante formamos una bola y la ponemos en un bol tapada con papel film. Dejamos levar unas 2-3 horas o hasta que doble su volumen (dependerá de la temperatura y humedad que tengas en casa).
  6. Una vez haya levado habrá que darle forma de roscón para lo cual hundimos los dedos en el centro de la bola y vamos levantándola para que se estire y darle la forma deseada.
  7. La colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y dejamos que leve unas 2-3 horas.
  8. Pasadas este tiempo, habrá doblado su volumen y podemos decorar con las almendras, el azúcar y la fruta escarchada.
  9. Hornearemos unos 18-20 minutos a 200º con el horno previamente precalentado.
  10. Para preparar la ganache, calentamos la nata y antes de que empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos para que se derrita. Dejamos que se temple y enfriamos en la nevera hasta que endurezca.
  11. Una vez frío, abrimos y rellenamos con la ganache.

Recomendable, como toda la bollería casera, consumir el mismo día o al siguiente ya que se puede quedar un poco seco. Puedes optar por cortarlo y congelarlo envuelto en papel film.
En la foto queda claro que por dentro ha quedado como un roscón de los "normales". Nunca había preparado ninguna receta en plan pan o bollería vegana y creo que esto puede ser un buen punto de partida ya que en casa hemos quedado encantados con el resultado.
Bueno guapos, hasta aquí la receta de hoy. Solo les deseo un feliz día de reyes con un buen roscón para desayunar, claro está.
¡Besos!
Yaiza

1 comentario:

  1. Para una buena receta como esta nunca es tarde ¡Felices Reyes!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Blogging tips