lunes, 24 de noviembre de 2014

Banana bread de espelta con avellanas



Últimamente en este blog se ven recetas con plátano con cierta frecuencia y aunque es una fruta que me gusta, tampoco puedo decir que sea de mis favoritas. Pero si hay algo que me de rabia en esta vida es que se me estropee comida y tener que tirarla. Y el plátano es tan delicado, que como te olvides unos días de él en el frutero se pone pocho y poco apetecible pero a la vez, ideal para usarlo en un bizcocho, porque es ese punto de exceso de madurez el que aporta un sabor delicioso.
Así que otra semana me vi con unos plátanos feuchos y buscando en mis libros de repostería, encontré una receta de banana bread con toques nórdicos a la que le di yo también mi toque con unas avellanas.

La receta original tiene su origen en Estados Unidos y este bizcocho de plátano a la americana, también nos sonará porque podemos degustarlo en una famosa cadena de cafeterías (de esas donde te cobran un café a precio de décimo de lotería de Navidad). Pero esta versión casera, endulzada con sirope de arce en lugar de azúcar, un toquecito de cardamomo y harina de espelta, es mucho más rica, ligera y dicho sea de paso, económica. En lugar de nueces he usado avellanas (sí, esas que dicen que están en "peligro de extinción") para hacerlo diferente, porque me gustan más y porque como no hago bien la lista de la compra, había acumulado un par de paquetes...
La receta, adaptada del libro Scandalicious Baking, es sencilla. Cierto es que la harina de espelta no es fácil de encontrar pero la puedes sustituir por harina de trigo y si tampoco tienes sirope de arce, con miel no quedará nada mal. 
Es un bizcocho denso porque no es esponjoso, pero no resulta pesado y caen sin problemas un par de trocitos. Tiene mucho sabor a plátano y el crujiente de las avellanas es lo más. Lo he decorado con unas rodajitas de plátano, avellanas troceadas y he espolvoreado azúcar moreno.

Receta de banana bread de espelta con avellanas

Ingredientes para un molde de 15x9 cm





  • 2 plátanos grandes o 3 medianos
  • 100 ml de buttermilk*
  • 75 g de mantequilla derretida
  • 75 g de sirope de arce
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de avellana en pasta (opcional). Se puede sustituir por vainilla
  • 225 g de harina de espelta
  • 50 g de harina todo uso
  • 1 y 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de cardamomo
  • 100 g de avellanas troceadas
  • 2 plátanos en rodajas (para decorar)
  • azúcar moreno (para decorar)
  • avellanas troceadas (para decorar)
  • * El buttermilk se puede hacer casero añadiendo a los 100 ml de leche una cucharada de zumo de limón y dejando reposar hasta que tenga aspecto como de "leche cortada"

    Preparación

    1. Precalentamos el horno a 175º y engrasamos bien el molde.
    2. En un bol tamizamos las harinas, levadura, bicarbonato y cardamomo. Reservamos
    3. En otro bol trituramos los plátanos con un tenedor y añadimos el buttermilk, la mantequilla derretida, sirope de arce, la avellana en pasta y el huevo batido. Mezclamos con unas varillas hasta que todo se integre.
    4. A esta mezcla, añadimos la harina que tenemos reservada, las avellanas y mezclamos bien con espátula. 
    5. Vertemos en el molde y horneamos a 175º unos 45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho, salga limpio.
    6. Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.
    Momento relax con un té, un libro y un par de rebanadas de este rico bizcocho...
    La sesión ha sido muy parecida a la de la semana pasada. Mismas condiciones de luz (luz trasera), sábana blanca de base y reflectores plateados en la misma posición. Todos los props en blanco, excepto unos cubiertos dorados y una tela de color oscuro para dar algo de contraste.
    ¿Nos vemos la semana que viene? Y como siempre, durante la semana por las redes sociales. Gracias por estar ahí y si se animan a preparar este bizcocho, quiero saber que les ha parecido.
    ¡Besos!

    18 comentarios:

    1. Tiene una pinta deliciosa! Me encanta la avellana por encima que le da ese toque tan crujiente! Un saludo.

      ResponderEliminar
    2. Yaisa y que crees yo estoy preparando un post de un pan de plátano, creo que me uniré contigo y agregare una receta mas de plátano.
      Pero tu banana breas te ha quedado divino. Me ha encantado la luz que has utilizado en estas últimas dos publicaciones.

      ResponderEliminar
    3. Creo que hoy tengo problemas con la "s" una disculpa por escribir tu nombre con s Yaiza y por poner banana breas en vez de banana bread.

      ResponderEliminar
    4. Te ha quedado espectacular!! La verdad que a mi me gustan mucho las recetas con plátano y el sirope de arce no me puede gustar más!! Así que me encanta esta receta!! Súper rica guapi!!
      Un beso, Elisa D.

      ResponderEliminar
    5. Qué rico!!! Te ha quedado increíble!
      Nunca lo he probado pero tiene que ser perfecto para desayunar! Me apunto la receta!
      Un besote!

      ResponderEliminar
    6. JAJAJAJA, y tan cierto que te cobran un café a precio de décimo de lotería, jajajajaja... Pues sabrás que yo nunca he tomado un café allí, yo soy de las que me siguen gustando las cafeterías clásicas y, cuando voy a Madrid o cualquier ciudad en la que existe esta cadena voy antes a cafés antiguos que a un establecimiento de estos, de hecho nunca he ido pero si he probado sus cafés en el aeropuerto y bueno, no están mal. Pero un café de esos acompañado por un trocito de este banana bread especial tiene que mejorar muchísimo. Bs

      ResponderEliminar
    7. A mí me gusta mucho el plátano la verdad, y en postres más aún. Así que este bizcocho tiene que estar espectacular. De verdad que una de las cosas que peor llevo de ser celiaca es no poder probar estos postres tuyos así, sin "tunearlos" con harinas sin gluten porque al final, nunca son iguales. Ains....
      Y las fotos, niña no se cómo lo haces pero de lo más sencillo del mundo haces algo estiloso y precioso.
      Beso muy, muy grande

      ResponderEliminar
    8. Ha Yaiza, me encanta la combinación del plátano y el sirope de arce, hay algo mas americano...jijiji. Me lo apunto!

      ResponderEliminar
    9. Adoro banana bread, um bolinho com nome de pão.
      Ficou fantástico e as fotos muito mais.

      beijinhos

      ResponderEliminar
    10. Hola! qué pinta más buena! nosotras hicimos la semana pasada también un banana bread pero con nueces y nos encantó! el plátano da un toque genial! muchas gracias por la receta! besis

      ResponderEliminar
    11. Pues mejor que puedas usar todo tipo de frutas para deleitarnos con estas recetazas! Madre mía! se nos hace la boca agua, y eso que nos pasa como a ti, que aunque el plátano nos gusta, no es de nuestras frutas preferidas! Un besito!
      Tamara&Gemma (El secreto endulzado)

      ResponderEliminar
    12. Justamente acabo de cocinar un banana bread esta semana, y estaba delicioso. El tuyo tiene una pinta increíble =)
      Un besote!

      ResponderEliminar
    13. Tiene una pinta increíble. Me gustan mucho los postres con plátano.
      Un saludo :)

      ResponderEliminar
    14. Me encanta este tipo de dulces, pero en casa no gusta mucho el plátano en bollería, lástima, porque el tuyo está que se sale de la foto con ese crujiente encima.

      Besos

      ResponderEliminar
    15. Colines pues me quedo con éste seguro porque dudo que el comercial esté tan rico como este, ya te digo yo que no. Sólo hay que ver el aspecto con esa capa de avellanas. Muy rico.
      Un besito,
      Angi

      ResponderEliminar
    16. Oye, pues me apunto al momento relax con este banana bread tan alucinante que nos has preparado!!!! =)

      ResponderEliminar
    17. Me quedo con las imágenes en blanco y negro donde parece que el tiempo se detiene para poder disfrutar tranquilamente de este rico bizcocho.
      Besos
      Blanca de JUEGO DE SABORES

      ResponderEliminar
    18. pues para ser de las menos vistas, tiene una pita estupenda!

      ResponderEliminar

    Muchas gracias por dejar tu comentario

    Blogging tips