lunes, 19 de enero de 2015

Angel food cake de chocolate con glaseado de coco

Justo cuando ya estaba convencida de que la suerte del principiante existía o que me había caído alguna maldición repostera y que nunca más volvería a salirme bien un ángel food cake, salió este de mi horno. Y es que por raro o incríble que suene, tanto el primero como el segundo que horneé hace unos 2 años, me salieron perfectos a pesar de no tener experiencia. Altos, esponjosos y sin ninguna incidencia en la preparación (como este de naranja que fue una de las primeras recetas que publiqué). Y a partir de ahí, todo fue catastrófico; claras que se bajan cuando están casi a punto de nieve, bizcocho hundido durante el horneado y Yaiza con un mosqueo antológico tirándolos a la basura. ¡Odio tirar comida!
Pero hace unos días me volví a reconciliar con este bizcocho típico americano gracias a la receta que encontré en el blog de mis amigas Bea y Mara, I Love Bundt Cakes. A ellas les debo que haya vuelto a enamorarme de este bizcocho, gracias a su receta infalible, y que sueñe con mil combinaciones de sabores para preparar en las próximas semanas. Pero por ahora, tenemos este de chocolate que he acompañado de un glaseado de coco...

La principal ventaja de este bizcocho es que no lleva nada de grasa. Sí, has oído bien, un bizcocho americano y nada de grasa. Usaremos una gran cantidad de claras de huevo así que recomiendo comprar las pasteurizadas que podemos encontrar casi en cualquier supermercado. El cremor tártaro es un ingrediente que nos ayudará a estabilizarlas junto con el zumo de limón. Lo podemos encontrar en supermercados americanos o tiendas especializadas en productos de repostería. 
En cuanto al molde, yo tengo el propio para hornear este bizcocho, con sus patitas para que lo podamos dejar enfriar boca abajo. Es importante no engrasarlo, para que se agarre bien a las paredes y suba.

Receta de Angel food cake de chocolate


Ingredientes para un molde de 25 cm

  • 465 g de clara de huevo
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 370 g de azúcar blanca
  • 115 g de harina 
  • 35 g de maizena
  • 30 g de cacao en polvo tipo Valor
  • 2 cucharaditas de cremor tártaro
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el glaseado


  • 200 g de azúcar glas
  • 4-5 cucharadas de leche de coco
  • coco rallado para decorar

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. Tamizamos la harina, la maizena y el cacao un par de veces. Yo lo pasé por la Thermomix 10 segundos a velocidad 10 para que quedase más suelta y después, tamicé también.
  3. Ponemos en el bol de la batidora las claras que previamente habremos dejado a temperatura ambiente una media hora. Batimos a velocidad media hasta que queden espumosas que es cuando añadiremos el cremor tártaro y el zumo de limón.
  4. Seguimos batiendo a velocidad media-alta unos minutos hasta que se formen picos blandos y las claras tengan aspecto de espumosas. Vamos añadiendo el azúcar cucharada a cucharada sin dejar de batir y el extracto de vainilla. 
  5. Seguiremos batiendo a velocidad media-alta hasta obtener un merengue firme. En este momento bajamos la velocidad de la batidora y añadimos la harina, cacao y maizena tamizados, cucharada a cucharada. Paramos la batidora y terminamos de mezclar con una espátula y haciendo movimientos envolventes para evitar que baje el merengue.
  6. Vertemos en el molde sin engrasar y horneamos unos 40 minutos a 180º.
  7. Una vez horneado, dejamos enfriar boca abajo una hora como mínimo y para desmoldar, nos ayudaremos de un cuchillo para despegarlo de las paredes del molde.
  8. Para el glaseado mezclamos el azúcar glas tamizado con la leche de coco. Añadiremos más o menos cantidad de leche según queramos una consistencia más líquida o más cremosa.
  9. Vertemos sobre el angel food cake frío y añadimos un poco de coco rallado.
Creo que la foto del corte habla por sí sola. Un bizcocho esponjoso, ligero, como una nube, de esos que puedes comerte un trozo grandote sin remordimientos. Además, el glaseado de coco le viene de maravilla al chocolate...

¿Qué les ha parecido? ¿Se animan a prepararlo? Espero que sí porque merece la pena. Es completamente diferente a cualquier otro bizcocho. 
Y ahora que parece ser que he vencido la maldición de los ángel food cake, es hora de enfrentarme a otra de mis bestias negras reposteras...¡los macarons! Que también me salieron bien la primera vez y a partir de ahí....nada de nada.
La semana que viene estaré aquí con nueva receta para poner un poco de dulce a estos días tan fríos....bbbhrrrrrr......
¡Besos!

28 comentarios:

  1. Te ha quedado perfecto! Qué maravilla!!!!!!
    Dan ganas de comerse un trocito!! Me ha encantado!
    La receta me la guardo sí o sí!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Espectacular, ese glaseado de coco tiene que estar riquísimo y más con chocolate. Una de mis combinaciones favoritas. Yo sólo he hecho Angel Food Cake una vez y me salió bien, fue una receta de Bea Roque, de esto hace como 3 años y no lo he vuelto a repetir a pesar de que nos encantó, a lo mejor repito con éste. BS

    ResponderEliminar
  3. Vaya pintaza!!! Prometo probar la receta :)
    Un gusto visitar tu blog!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. De chocolate ainda não fiz mas tenho a certeza que vou gostar
    Esse ficou lindo...lindo
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Woooowww. Estoy es ideal!!! Y sin grasa ya lo mas....!!!. Pero no se donde voy a encontrar ese cremor tartaro..... Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Madre-del-amor-hermoso-que-pinta¡¡¡¡ Así, todo seguido y sin pestañear¡¡¡¡ Que rico tiene que estar ese bizcocho Yaiza.... Yo ni lo he intentado. Era uno de mis "por hacer" cuando me diagnosticaron la celiaquía y en ello me he quedado porque no se cómo resultaran sin gluten si ya de por sí tienen sus "complicaciones".
    Y de macarons ni me hables. 6 veces los he intentado hacer y tan sólo una salieron medio decentes. Desastre total. Eso sí, lo que sale a mis hijos les encanta así que ellos me los siguen pidiendo y dicen que "los macarons de mama son buenísimos".... jajajaja, angelillos. Beso enorme guapa¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Aiiiis el angelfoodcake es mi bestia negra, sin dudarlo! Me salió el primero y desde entonces nada de nada... Y he decidido no volver a intentarlo y quedarme mirando el tuyo, que me gusta mucho más!!

    Inténtalo con los macarons que son puñeteros pero luego saben a gloria!

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa, no sabes cómo nos alegra que te hayas reconciliado con los angel food cake. Son unos cakes que una vez que les pillas el truco es que no te falla ni uno. Así que ya sabes, a hornear AFC por un tubo y sin remordimiento alguno. Muchos besos de Bea y Mara

    ResponderEliminar
  9. Pero que delicia has preparado, se me ha antojado todito !

    ResponderEliminar
  10. Tremendo, que bueno para acompañar ahora mi cafe
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Ainss Yaiza la tirria que le tengo a este bizcocho, solo lo he intentado una vez pero fue tal el fracaso que no lo puedo ni ver. Ole! Por ti! No ha podido contigo! Que envidia jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues bueno, prueba conseguida y con creces, ¡ya lo creo que si! la verdad que conseguir un bizcocho así de rico y sin nada de grasa es un puntazo, ¿a que sí? y además de chocolate! en fin, invítame a un trocito por favor.
    Un besito,
    Angi

    ResponderEliminar
  13. Dos meus bolos favoritos, não me canso de testar novas receitas, este está lindo e guloso.
    A cobertura combina tão bem, que maravilha.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  14. Me flipa! Tengo que probarlo a ver si de verdad está tan bueno como decís ;)

    ResponderEliminar
  15. Unas fotos, como siempre, preciosas, y un angel food que tiene que ser una delicia..Qué ganas tengo de probar uno.
    Me encanta que sea de chocolate y que tenga ese toque de coco por encima, que también me gusta mucho. Una combinación perfecta de ingredientes para un bizcochito súper rico =)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  16. Tiene una pinta deliciosa, además con ese toque del glaseado de coco....ummmm! riquísimo, seguro! bss

    ResponderEliminar
  17. Me has recordado que hace demasiado tiempo que ese molde está en el armario sin darle uso... lo tengo que rescatar, me chfifla tu frosting!

    ResponderEliminar
  18. Me encanta y así sin grasa más, el glaseado perfecto.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  19. Espectacular enserio, que buena pinta!

    ResponderEliminar
  20. Babeando me tienes delante del ordenador, que rico debe estar estoooo!! Si es que tiene una pinta deliciosa :) Bss

    ResponderEliminar
  21. Te ha quedado genial el pastel, las fotos, me encanta. Bss

    ResponderEliminar
  22. Espectacular, Yaiza, tan regular y bien formado (lo que se dice un tipazo de pastel ;-)
    El glaseado de coco tiene una pinta estupenda, ñam..
    Gracias por la idea y a por otro Angel Food Cake!
    Besotes

    ResponderEliminar
  23. Enhorabuena porque te quedó fabuloso, super tentador, magnífico!!!

    ResponderEliminar
  24. Te ha quedado fantástico!! En Holanda no sé dónde encontrar las claras pasteurizadas. A ver si cuando vaya a Barcelona me traigo un brik y así al menos pruebo este pastel :)
    besos

    ResponderEliminar
  25. El pastel es de 10, pero las fotos ya para morirse!!. Como siempre!!.
    Un besazo.-

    ResponderEliminar
  26. O.O desde que estoy a dieta no hago mas que pasearme por blogs de recetas y babear...
    ¡Vaya pinta!

    Besitos ^^,

    ResponderEliminar
  27. ¡Que pasada! Estoy iniciándome en el mundo de la repostería y me gusta mucho coger ideas de blogs como el tuyo :) si quieres pásate a ver el mío! Por cierto tus fotos son preciosas! Un saludo

    http://dolceamarenabcn.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  28. Estoy disfrutándolo con el desayuno y me ha parecido una maravilla. La combinación del glaseado con el aterciopelado del bizcocho es genial. Pronto compartiré la receta en mi blog. Gracias por la receta. Un saludo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Blogging tips