lunes, 18 de junio de 2018

Polos de pepino y piña

Recuerdo con mucho cariño aquellos días de playa cuando era niña, los juegos en el agua y en la arena, las meriendas al sol y los helados y polos que me tomaba después. Me acuerdo que por aquella época triunfaban polos con sabores y sobre todo colores muy ·curiosos" que iban desde el negro del "Drácula" hasta el azul de uno que no recuerdo su nombre. Seguramente estaban a tope de colorantes y saborizantes, pero qué mas nos daba ¿verdad?
Eso sí, si nos llegan a poner delante un polo verde diciéndonos "prueba que está muy rico, es de pepino, piña y también lleva espinacas" la cara que se nos hubiera puesto hubiese sido digna de inmortalizar en la colección de emojis del whatsapp.
Pero ahora de adultos hemos demonizado a los colorantes artificiales y nos cuidamos mucho más y todo lo que sea "green" nos entra por los ojos con mucha facilidad. Por eso, traigo hoy unos deliciosos y refrescantes polos de pepino y piña que también llevan espinacas y solo endulzamos con un poquito de sirope de ágave.


La receta, como la de cualquier polo, es muy sencilla y no hace falta ser muy estrictos con las cantidades, podemos variarlas un poco. Tienen un sabor cítrico muy rico y refrescante y las espinacas solo van a aportarles valor nutricional y color verde. Yo he optado por endulzar con unos dátiles y un poco de sirope de ágave pero puedes cambiar por sirope de arce o una cucharada de azúcar moreno o panela. 
Receta de polos de pepino y piña
Ingredientes para unos 8-10 polos
  • 250 g de pepino
  • 300 g de piña enlatada
  • jugo de la piña enlatada (unos 200-300 ml)
  • 8 dátiles
  • zumo de 1 limón grande
  • 200 ml de agua de coco
  • 80 g de espinacas
  • 1 cucharada de sirope de ágave


Preparación
  1. Ponemos todos los ingredientes en una batidora y trituramos. 
  2. Llenamos los moldes y al congelador un mínimo de 8-10 horas


Julen aún es muy pequeño para comer polos (aunque le di un poco a probar y parece que le gustó) pero creo que pueden ser una buena forma de que los peques de la casa coman un poco de verde sin protestar ¿no?

Bueno pues hasta aquí la receta de hoy. Unos polos con los que inauguramos las recetas veraniegas en el blog y espero que sea la primera de muchas. Mientras, puedes ir echándole un vistazo a las recetas de helados y polos que publiqué en veranos anteriores, las tienes en el recetario.
¡Un beso!

2 comentarios:

Muchas gracias por dejar tu comentario

Blogging tips