lunes, 8 de agosto de 2016

Polos de coco y frambuesa

Me gusta mucho tener en el congelador de casa polos para tomarlos cuando llego de la playa. Me resulta de lo más refrescante, incluso más que una bebida fría y mucho más ligero y menos calórico que el helado. Además, ahora tenemos una variedad de moldes para polos en el mercado que nos ayudan a que nos queden con una presentación profesional y muy bonita. Atrás quedaron esos polos que de niños preparábamos con tanta ilusión en vasos de plástico congelando algún refresco y que tan ricos quedaban. ¡Qué recuerdos!
La receta de hoy tiene un sabor rico, muy veraniego, afrutado, pelín ácido y si no le ponemos la cobertura de chocolate blanco, son unos polos aptos para intolerantes a la lactosa e incluso veganos.

La leche de coco, además de venirnos genial si no tomamos lácteos, le da un puntillo muy tropical que va genial con la ácidez de las frambuesas. Si no consigues frambuesas puedes prepararlos con moras, arándanos, fresas... 

Receta de polos de coco y frambuesa

Ingredientes para unos 6 polos

  • 225 g (unas dos latas) de leche de coco muy fría (solo la parte sólida)
  • 100 cc de leche de coco fría (la parte líquida)
  • 2 cucharadas de sirope de ágave
  • 150 g de frambuesas congeladas trituradas
  • 1/2 cucharadita de extracto de coco
  • 1/2 tableta de chocolate blanco

Preparación

  1. Tras enfriar bien las latas de leche de coco sacamos la parte sólida para separarla de la líquida la cual reservamos. La parte sólida la batimos bien hasta casi montarla.
  2. En un bol mezclamos las frambuesas hechas puré, la parte líquida de la leche de coco, el extracto de coco y el sirope de ágave e integramos a la leche de coco montada.
  3. Ponemos en los moldes de polos y congelamos.
  4. Cuando estén congelados, derretimos el chocolate blanco y decoramos nuestros polos. Podemos añadir unos frutos secos triturados si queremos.



Para preparar la receta, por si no se entiende bien arriba, he metido en el congelador durante unas 3 horas las latas de leche de coco. Si no las movemos mucho, al abrirlas veremos que la "nata" o parte sólida está en la superficie. Eso es lo que usaremos y batiremos hasta que quede bien cremoso y casi montado. El agua la guardaremos ya que nos harán falta 100 cc en esta receta pero el resto nos vendrá genial para preparar un smoothie de cualquier fruta o incluso prepararnos unas piñas coladas.
¡Cómo me gustan las frambuesas! Es una pena que sean tan complicadas de encontrar a un precio decente, aunque estas últimas semanas parece que por los supermercados canarios se están viendo bastante y no cuestan un riñón.
Pues esta ha sido mi propuesta dulce semanal. Algo sencillo para que no perdamos tiempo en la cocina si estamos de vacaciones. En el recetario del blog tienes más recetas de polos que están muy ricos. ¿Te animas a prepararlos?
Yaiza

2 comentarios:

  1. ES realmente impresionante! que riico y delciioso se ve.
    Las fotografías aun invitan mucho mas si cabe a que los desees aun mas!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Yaiza, tienen una pinta buenísima! Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Blogging tips