lunes, 22 de octubre de 2018

Pan dulce de calabaza y chocolate

Comenzamos la temporada de recetas con calabaza y aviso a navegantes, este año van a caer unas cuantas. Y es que ya que hago puré lo hago en gran cantidad para congelar y tenerlo a mano para preparar unas cuantas recetas que tengo en mente. Lo primero que he horneado este año es este pan dulce que además de llevar calabaza lleva chocolate, es tierno, especiado y aromatizado e ideal para una merienda de otoño con un café o te calentito. 

Y no solo está rico si no además, tiene un interior muy bonito y fotogénico ¿no crees?
La receta la encontré en uno de mis blogs de cabecera "Uno de dos" y como te explico en ella, da para hacer dos panes grandecitos. Los puedes preparar en molde de plum cake como yo he hecho, en forma de pan trenzado, bollitos, etc. La masa es muy manejable así que da juego para emplear diferentes técnicas con ella.

Receta de pan dulce de calabaza y chocolate

Ingredientes para dos panes grandes

  • 200 g de puré de calabaza muy bien escurrido*
  • 250 ml de leche entera
  • 15 g de levadura fresca
  • 650-700 g de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de mezcla de especias (canela, jengibre,cardamomo, nuez moscada)
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de miel
  • 90 g de azúcar
  • 90 g de mantequilla a temperatura ambiente y en daditos.
  • 30 g de cacao en polvo 
Yo preparo el puré de calabaza de la siguiente forma: la troceo y la pongo en una fuente de horno. Horneo a 200º durante una hora  o hasta que vea que los trozos están blandos. Escurro muy muy bien antes de triturar  (suelo dejarla en un colador mientras se enfría) y tras triturarla, vuelvo a escurrir muy bien para quitar la mayor cantidad de agua. La cantidad de puré que puedes sacar en base a la cantidad de calabaza dependerá bastante de la variedad de esta ya que algunas sueltan más agua que otras.

Preparación

  1. Calentamos la leche unos segundos en el microondas hasta que esté tibia. Disolvemos la levadura en ella. Reservamos.
  2. En el bol de la batidora-amasadora ponemos unos 350 g de harina, la mezcla de especias y la sal. Hacemos un hueco en el centro y añadimos la leche tibia con la levadura, el puré de calabaza,  el huevo, la miel y el azúcar y mezclamos. 
  3. Cuando esté todo mezclado,con el gancho amasador de nuestra batidora o a mano, empezamos a amasar. Iremos añadiendo la mantequilla en daditos y continuaremos amasando durante unos minutos hasta que esta se integre y la masa despegue un poco del bol.
  4. Obtendremos una masa bastante pegajosa y húmeda la cual separaremos en dos porciones que pesen lo mismo. 
  5. A la primera porción le añadimos unos 180 g de harina y seguiremos amasando unos minutos más.
  6. A la segunda porción le añadimos unos 120 g de harina y los 30 g de cacao y amasamos.
  7. Tendremos en cuenta que las cantidades de harina no son exactas y las iremos añadiendo poco a poco pudiendo poner más o menos en base a como veamos que queda de húmeda la masa.
  8. La masa resultante tiene que despegar completamente del vaso de la batidora y no será pegajosa.
  9. Tapamos ambas masas con papel film en un bol y dejamos que doble su volumen (la mía tardó 1 hora).
  10. Pasado este tiempo, amasamos a mano un poco para desgasificar las masas y podemos dar la forma que queramos para hornear (trenza o en molde de plum cake)
  11. Yo opté por estirar ambas masas de forma rectangular, las puse una encima de otra y las enrollé para después ponerlas en un molde de plum cake (ten en cuenta el largo del molde). Como me sobró más,  la horneé en forma de trenza y sin molde.
  12. Tapamos de nuevo con film y dejamos que doble su volumen.
  13. Pasado este tiempo, horneamos a 180º unos 30 minutos. 

Como ves no es nada complicado, de hecho, yo lo clasificaría como "pan para principiantes" de esos que es prácticamente imposible que te salga mal.
En casa lo hemos disfrutado como enanos y hasta el peque de la casa ha probado un poquito y a juzgar por su sonrisa, creo que le ha gustado.
Lo que nos ha sobrado lo hemos congelado en rebanadas para repetir el fin de semana ya que este tipo de panes no aguanta muchos días y acaba seco.

¡Nos vemos pronto con más recetas de otoño!
Besos
Yaiza

3 comentarios:

  1. Tiene una pinta espectacular y como tengo bastantes calabazas en casa y dices que es sencillo, me animaré a hacerla. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Pero que pinta!!! Voy a intentar hacerlo...!!! Besitos

    ResponderEliminar
  3. Brutal Yaiza. No se como se comportaran las harinas sin gluten en este tipo de masa, porque son pringosas y menos elásticas, pero tengo que intentarlo. MUAKKKK

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Blogging tips