lunes, 10 de septiembre de 2018

Polos de té chai e higos

Los que me conocen bien saben que si me dan a elegir entre té o café siempre, siempre, elijo el primero. Hace muchos años que empecé a tomarlo a diario, tanto por la mañana en el desayuno como en la sobremesa y cuanto más fuerte y especiado es, más me gusta. 
Uno de mis favoritos y que nunca falta en casa es el té chai, un té negro y especiado de origen hindú con propiedades antioxidantes y digestivas entre otras y que además de por su sabor, nos conquistará seguro por su delicioso aroma.
Y como buena amante del té, pues algún postre tenía que preparar con él ¿no? Pues listo, ya tienes aquí unos polos de chai con unas rodajitas de higo para darle un poco más de dulzor al asunto.

Y si eres de los que no gusta el té, no pasa nada, estos polos te gustarán igualmente porque su saborcillo a especias y su cremosidad enamoran a cualquiera.
Para la receta he usado leche de coco (la de lata) y solo he cogido la parte sólida para que los polos queden más cremosos. Y de hecho, quedan muy cremosos y si los trituras con un robot de cocina obtendras un delicioso helado-granizado que no desmerece nada a la versión polo.
Si no tienes higos puedes prescindir de ellos o sustituirlos por unos dátiles troceados.
*La receta es de un blog llamado "Tasty Yummies"

Receta de polos de té chai

Ingredientes para unos 6 polos

  • 500 cc de leche de coco (solo la parte sólida)
  • 2 cucharadas de azúcar de coco o panela
  • 2 cucharadas de té chai
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de mezcla de anís, jengibre, clavo, cardamomo y pimienta negra
  • 1 cucharada de vainilla
  • 2-3 higos


Preparación

  1. Ponemos en un cazo la leche de coco y llevamos a ebullición.
  2. Retiramos del fuego y añadimos el azúcar, las especias, la vainilla y el té (con un colador de té o en bolsita si es de este tipo). Dejamos infusionar el té unos 10 minutos y retiramos.
  3. Dejamos que la mezcla se enfríe y luego, llenamos los moldes de polos en los que previamente habremos puesto una rodaja de higo.
  4. Dejamos en el congelador un mínimo de 6 horas.

Creo que lo he dicho un millón de veces ya pero ¡menudo estrés me da fotografiar polos y helados! No publico más a menudo este tipo de preparaciones porque solo de pensar en que tengo que sacar las fotos a todo correr antes de que se derritan, me dan sudores fríos.
Bueno guapos y guapas, hasta aquí la receta de hoy. Espero que les haya gustado y ya saben, a ponerla en práctica que están muy ricos.
Un saludo
Yaiza

2 comentarios:

  1. Nunca tinha visto uns gelados de figo, fiquei com muita vontade de provar.
    Ficaram tão lindos.

    ResponderEliminar
  2. Comparto contigo el estrés de hacer fotos a los polos. Estos que nos traes tienen muy buena pinta, no soy muy de te pero los higos me gustan mucho. Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Blogging tips